Rescate

 

No pude verte llegar.

No entendían tanta luz mis pupilas ensombrecidas,

ni había lugar en mi diminuto cuerpo donde albergar tanta esperanza.

No sabían mis manos por dónde comenzar a construir,

ni mis pies si lograrían trazar el camino correcto.

Tampoco pude verte avanzar entre mis grietas,

ni siquiera noté el violento cosquilleo del renacer,

mis cenizas no entendieron tus incendios,

mis alabanzas mudas no sabían rezarte a ti.

 

Le contaste al viento una historia sobre mis ruinas

y cuando por fin llegó a acariciarme el pelo

no pude hablarte sobre todo el agua que cabe en mi pecho

justo antes de ahogarme.

 

No pude verte marchar.

no entendían tanta oscuridad mis pupilas iluminadas,

ni había lugar en mi diminuto cuerpo para tanto olvido.

No sabían mis manos manejar el tacto

ni mis pies tan siquiera moverse.

Acaricié mis nuevas grietas

y pensé en ti.

Sólo en  ti.

como si pudiera rescatarte del vacío de mi sueño,

justo antes de ahogarme.

Anuncios

4 comentarios en “Rescate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s