Tienes cara de sueño

No estoy rota,

soy así.

Si vienes y me besas

seré la niña que llora en el columpio,

triste y solitaria,

todos los días

menos uno.

 

Seguiré cosiéndome la sombra a los pies

por si me pierdo entre tanta luz,

y me seguiré aferrando tímidamente a la certeza

de que en la oscuridad

sólo me encuentras tú.

 

Sé que no moriré de amor,

pero si vienes y me acaricias

podría llegar a resucitar

a todo un ejército

de entre mis cenizas.

 

Tu libertad

me duele

y me excita.

 

Soy presa de un sueño volado

que no retorna;

de una pesadilla que vuela rasa

sobre tu oasis.

 

 

Podría acostumbrarme a mirar la mota verde

y aleatoria

que encierra tu iris izquierdo,

bajarme del columpio y ser feliz

contándote todo esto;

pero me aterran tus manos cargadas de hechos

porque yo

yo

soy presa de mi columpio y su balanceo,

de mi tristeza y mis muertos deseos.

Y tú.

Tú.

Tienes la mirada de un sueño que no se deshace

al contacto con dedos.

 

 

Anuncios

4 comentarios en “Tienes cara de sueño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s